15
mayo
2013

“La Chamana de las piedras”, nuevo libro de Dulce Bermúdez

 

La Chamana de las piedras-pnl copia

 

“La Chamana de las piedras” es el último libro de Dulce Bermúdez. La autora presentará esta novela el jueves 23 de mayo en el Gabinete Literario.

Hemos hablado con ella para que nos contara algunos detalles de esta historia que se desarrolla en Santa Lucía de Tirajana…

– ¿Quién es Dulce Bermúdez?

¡Pregunta difícil de responder! Me identifico como una persona curiosa, inquieta, que me gusta probar cosas nuevas. Me encanta el cine, me apasiona la lectura, y ahora, además, me apasiona escribir. Me encantan las relaciones con las personas. Supongo que me gusta imaginar vivir en mundos y personalidades diferentes.

Me fascina ver cómo las personas evolucionan, se desarrollan, cambian, mejoran, aprenden… Me sorprende y maravilla ver cómo, con un objetivo en mente, con algo que realmente le apasione, cada persona, de cualquier edad, puede realizar un cambio importante en su vida, alterando a su vez positivamente su alrededor. Y me encanta poder ofrecer una minúscula parte de esa diversión y motivación.

– ¿Cómo llegaron las ganas de escribir?

En realidad era algo que siempre me había gustado, sólo que nunca hice caso, hasta hace unos tres años, a mi intuición. Recuerdo que, desde muy pequeña, me fascinaba leer novelas que trataban sobre escritores y películas biográficas.

Me parecía un mundo fascinante, original, lleno de promesas, un lugar propio e íntimo donde todo era posible… y eso, para una niña, resultaba muy tentador. Supongo que lo veía como una vida muy romántica y bohemia (aunque entonces no entendiera su significado).

Fue a través de un momento de mi vida en el que buscaba hacer algo diferente, algo con lo que sentir que me podía expandir, cuando a través de una pregunta de Coaching, surgió la certeza.

– ¿Cómo surge “La Chamana de las piedras?

Fue algo espontáneo. Cuando estamos de vacaciones y en familia, nos gusta ir unos días a Maspalomas. Allí, mientras paseamos por la playa, siempre me ha gustado buscar piedras: formas caprichosas, betas curiosas, coloridas… Es como un hobby, al que me hija de 10 años se ha aficionado, y es como un pequeño ritual de nuestros paseos.

Estando un día en unos de esos paseos, le enseño a mi marido una piedra, de buen tamaño, con betas verdes y marrones, y forma de corazón. Y a él, que le hace gracia este pasatiempo, bromeando sobre mí, dijo:

La chamana de las piedras…

Recuerdo que me quedé pensando y le contesté, también en broma:

¡Vaya! Ese es un buen título para una novela.

Así que me quedé con el título, antes de tener siquiera una trama o un personaje.

“Creatividad para comenzar a escribir. La creación literaria con PNL” es el título de tu primera publicación y es una base de lo que desarrollas en tus talleres y seminarios sobre escritura. Cuéntanos algunas herramientas que sueles compartir con personas interesadas en comenzar a crear con las palabras…

La mayoría de las veces, las personas que asisten a mis talleres tienen una enorme curiosidad por la escritura, y por lo general, tienen también un gran potencial. Pero en un alto porcentaje, suelen tener muchas inseguridades sobre sus habilidades, temor a no saber hacerlo y exponerse y también bloqueos en cuanto a su capacidad.

Con PNL (Programación Neuro Lingüística), hay muchas herramientas y ejercicios que les ayudan a ver cómo realmente son respecto a la escritura: les facilita el reconocer habilidades, a dar los primeros pasos con seguridad, hay ejercicios que les ayuda a conseguir ideas, esquematizarlas, desarrollarlas…

Hay uno en concreto, que tiene mucha aceptación: escribir y expresarse incluyendo frases o palabras propias de cada uno de los sistemas representativos -nuestros cinco sentidos-. Esta herramienta resulta ser sorpresiva, pues ven cómo una simple idea, por sencilla que sea, puede enriquecerse en su forma de expresión, toma cuerpo y llega al receptor (o lector), de una forma totalmente diferente.

Otras herramientas que son potentes para ayudar a la expresión escrita es el ver una misma escena bajo tres posiciones perceptivas diferentes, otorgándole a esa escena, mayor diversidad y dinamismo; o los niveles lógicos, que enriquecen la personalidad de los personajes, dotándoles de mayor realismo y congruencia.

Todas son herramientas que hay que probar y vivenciar.

– ¿Qué le dirías a quien pueda leerte, que tenga muchas ganas de escribir pero no se atreva?

Sencillamente, que haga la prueba. No tiene por qué ser algo público, ni increíble, ni siquiera largo o meditado, sólo algo propio, que le apasione, con lo que se identifique. Y, sobre todo, que deje que fluya… Una vez comience, es posible que su mente empiece a generar recuerdos, ideas, imágenes. Es muy importante dejarse llevar y escribir lo que venga a la cabeza, sobre todo si es la primera vez. Luego hay tiempo de corregir, recortar, mejorar… Pero de primera entrada, hay que dejar que salga, sin críticas ni juicios.

Es, en ese instante, cuando nuestra mente subconsciente nos manda las primeras conexiones a nuestra creatividad e imaginación.

La escritora y profesora Julia Cameron, siempre exhorta a sus alumnos a hacer esto. Ella propone hacerlo cada mañana, y como unas tres páginas. Comenta que recién levantado, nuestro subconsciente aún está “conectado”, y de esas páginas matutinas, pueden salir ideas muy originales y provechosas.

Yo prefiero no poner hora a la mente. Pero sí sigo su consejo de dejarme fluir con las ideas. Nunca se sabe cuando aparece un título que te da “la chispa”, como fue mi caso.

Le agradecemos a Dulce Bermúdez el tiempo que le ha dedicado al equipo de Sí o Sí Comunicación. Le agradecemos también ese impulso y motivación que ofrece, con su trabajo y su esfuerzo, haciendo que todos despertemos las ganas, la creatividad y la imaginación.

Estaremos el 23 de mayo en el Gabinete Literario en la presentación de “La Chamana de las piedras”.

 

Los comentarios están cerrados.